Sinopsis

Ambientada en el pueblo costero de Gongjin, la serie sigue el romance entre Hong Du Sik y la dentista Yoon Hye Jin.

Du Sik, es un hombre guapo e inteligente de 31 años que es conocido en el pueblo como el “Jefe Hong”. Sabe hacer muchas cosas, por lo que es un maestro de los trabajos ocasionales y siempre ayuda a todos en Gongjin, sin importar en la situación en la que se encuentren.

Por otro lado, Hye Jin es una mujer perfeccionista que tiene tanto inteligencia como belleza, sin embargo su plan de vida se desmorona debido a la pequeña rectitud en su corazón y después de varios obstáculos, decide mudarse de Seúl al pueblo costero de Gongjin, donde abre su propia clínica y conoce al “Jefe Hong”.

Reseña

Después de terminar este k-drama debo decir que tengo un concepto totalmente nuevo acerca de los k-dramas de romance o familiares, es en lo que a mí respecta, una de las mejores historias para ver tanto solo como en familia, es capaz de dejar múltiples enseñanzas y de hacerte sentir la constante sensación de paz. Esperaba con ansias cada sábado y domingo para poder ver los siguientes episodios, es uno de los dramas de este año que más he disfrutado, tanto así que se ha convertido en uno de mis favoritos, e incluso es el primero que me ha tenido llorando como bebé durante dos episodios seguidos.

Desde el soundtrack hasta los actores y la producción, todo está perfectamente calculado para hacerte vivir la hermosa experiencia de Gongjin el lugar de sanación. No tengo más que cosas buenas de las que hablar de esta hermosa historia, de cada uno de los personajes y de las sub-tramas.

El drama nos cuenta la historia de Yoon Hye Jin, una dentista que decide mudarse a un pueblito pesquero llamado Gongjin con el fin de abrir su propia clínica dental como un nuevo inicio. En este pueblito conoce a Hong Du Sik, o Jefe Hong como le dicen todos, un hombre multi-oficios con el que choca desde el primer momento en que se ven, ambos tienen personalidades, creencias y estilos de vida completamente distintos, lo que causa que se lleven mal desde el comienzo.

Admito que aunque creí que el «enemies to lovers» no iba a quedar bien como parte de la historia, la realidad es que funcionó excelente, nunca había visto una forma tan madura, cómica y linda de utilizar este recurso.

Vemos cómo al comienzo a Hye Jin le cuesta mucho adaptarse al estilo de vida que tienen las personas de Gongjin, que comparado con el ritmo de Seúl es completamente diferente. Al principio nos presentan a una Hye Jin cerrada, quejosa, delicada y muy molesta por todo lo que hacían los habitantes del pueblito.

Hye Jin es la viva representación de una mujer nacida, criada y crecida en la ciudad, y no es para menos que todas estas actitudes la llevaran a tener mala fama con los habitantes y por ende ningún cliente en su clínica, lo que llevaba a que siempre, para salvar el día, el Jefe Hong terminara por darle una lección que la ayudaría a acostumbrarse y enamorarse de Gongjin.

Yoon Hye Jin

Desde el comienzo Hye Jin se me hizo un personaje muy transparente, y aunque de pronto sí me molestaría una que otra de sus actitudes, era imposible odiarla. La mayor parte del tiempo me encontraba a mí misma excusandola e intentando defenderla, la situación a la que se enfrentó no fue nada fácil, y a pesar de que cometió un montón de errores y casi todos la odiaban, al final siempre reconocía lo que había hecho mal y lo corregía, lo que la llevó a ganarse el cariño y el afecto de todos, claro, con un poco de ayuda del Jefe Hong.

Hablando de sus sentimientos hacia Du Sik, siempre fue sincera con lo que sentía, tanto así que fue ella quien declaró su amor primero. La madurez emocional y afectiva que demostró desde el primer momento es algo digno de admirar de su personaje, a pesar de las múltiples peleas y discusiones que tuvo al comienzo con el Jefe Hong siempre se le notó el aprecio y respeto que le tenía, y luego poco a poco el amor que fue surgiendo de éste.

Yoon Hye Jin es un personaje digno de admirar y querer, es una mujer fuerte, pero que no tiene miedo a mostrar debilidades. Ama con todo su corazón, pero siempre se pone como prioridad, sabe qué cosas quiere y qué no quiere en una relación, dejándolo claro desde el inicio. Es leal, confiable, trabajadora, responsable y amorosa. Es alguien que ha pasado por mucho pero no ha dejado que la vida la derrumbe, siempre se sobrepone a los problemas y dolores. Como mujer, admiro muchísimo a Hye Jin, es un digno ejemplo a seguir.

Jefe Hong

En el caso del Jefe Hong o Du Sik, no tengo más que amor, respeto y admiración. Es el hombre perfecto que todas las mujeres queremos y merecemos. Desde el primer episodio podemos ver su flechazo por Hye Jin apenas la ve, pero claro, esto más tarde lo camufla con un poquito de regaños y desprecios para poder mostrarnos el tan amado enemies to lovers, pero nunca rayando en lo tóxico, siempre más al tipo cómico o amigable.

Al Jefe Hong lo querían absolutamente todas y cada una de las personas de Gongjin, pero imposible no hacerlo, es un hombre que se dedicó a cuidar y mantener el pueblo. Trabaja para todos los negocios y ayuda en todo lo que puede. Su filosofía de vida es extremadamente relajada y vive la vida un día a la vez.

Aunque, debo decir que al igual que con Hye Jin, ciertas actitudes de él me molestaban. Al principio sentí que él tenía una especie de odio o resentimiento hacia las ciudades y las personas de allí, y ya que Hye Jin era cien por ciento citadina él solamente sacaba a relucirlo con ella. A pesar de que siempre ayudaba a Hye Jin a volverse parte de Gongjin, de vez en cuando las maneras un poco metiches en que lo hacía me sacaban de quicio. Pero al igual que con Hye Jin, siempre buscaba la forma de defenderlo y entender sus actitudes. Y mientras más te vas adentrando en la historia y conociendo poco a poco el pasado que esconde encuentras muy razonable y explicable la mayoría de sus acciones.

Du Sik es un personaje que admiro por la capacidad que tuvo de seguir enfrentando la vida después de las miles de cosas que le ocurrieron, e incluso lograr encontrar nuevamente las ganas de vivir. Una vez se da a conocer todo el pasado escondido que lo tenía sufriendo día a día, no queda más que pura empatía hacia el personaje. Se ve el amor que le tiene a Hye Jin cuando se decide a contarle todo acerca de él y al mismo tiempo se nota el gran amor que ella le tiene.

Hye Jin y el Jefe Hong

Como pareja ellos dos son la relación más hermosa y madura que he visto, creo fielmente que todo el mundo debería aspirar a este tipo de relación donde predomine el amor, en donde te sientas en un hogar. Hye Jin encontró paz y felicidad en Du Sik, y Du Sik encontró el perdón y compañía a su eterna y triste soledad en Hye Jin. Ambos se complementaron y llenaron las faltas del otro. Incluso cuando Du Sik no podía explicarle el por qué de sus traumas o su pasado a Hye Jin, vemos a una novia que aunque al principio esperaba completa honestidad, luego comprendió que lo mejor era estar con él y esperar que estuviera listo para explicarle, y aunque en el drama nos cuentan que ellos estaban siempre destinados a encontrarse, quiero creer que su amor va mucho más allá de eso. 

No sé si ese tipo de relación tan linda sale del hecho que ambos sean adultos maduros, pero lo que sí es cierto, es que ambos aunque estuvieron solos mucho tiempo, no fue para nada difícil acostumbrarse a estar acompañados. Hye Jin y Du Sik me hicieron aún más grande la fe en las relaciones verdaderas y puras, donde mutuamente se ayudan a crecer.

Y algo que no puedo dejar de contar es que el triángulo amoroso que nos presentó el drama también fue la talla de madurez. No vimos a dos hombres pelearse por el amor de una mujer, ni mucho menos haciéndose enemigos, por el contrario vemos dos hombres adultos que de forma madura aceptan los sentimientos de Hye Jin y entablan una bonita amistad, sin rencores ni celos. Es la primera vez en dónde tomar bando y odiar al otro era imposible. Du Sik y Hye Jin son en definitiva mi pareja favorita de los más de 40 k-dramas que he visto.

Además quiero hacer mención especial a la pedida de matrimonio tan hermosa que se hicieron ambos, repleta de amor sincero.

Pasado del Jefe Hong

Hablando sobre el pasado de Du Sik, nos encontramos con una persona que sentía que era su culpa que las personas que él amaba y apreciaba murieran y lo abandonarán. Carga con mucho peso encima y mucho dolor, lo mantuvo escondido de todo el mundo dejando que constantemente durante toda la historia del drama, esto lo mantuviera sufriendo. Hacia el episodio 15 nos revelan toda la verdad sobre su pasado, sobre los misteriosos 5 años que estuvo fuera de Gongjin luego de graduarse de la universidad.

Les mentiría si no les dijera que durante todo el episodio no fui más que una tubería de agua rota. La manera tan hermosa, sensible, sentimental, emocional, triste y delicada en que realizaron el episodio no causa más que cientos de sensaciones en el corazón. Me arriesgo a afirmar que si alguien no llora en ese episodio, es una persona sin corazón. 

El pasado de Du Sik nos enseña tantas cosas: las palabras pueden destruir o salvar a una persona que se encuentre inestable, la culpa te hace imposible avanzar, la pérdida de los que amas te puede derrumbar, hay algunas personas que cargan con mucho más de lo que deberían.

En este caso, tengo que hacer mención de la excelente y sentimental actuación de parte de Kim Seon Ho. La manera tan pura en que expresa los sentimientos de Du Sik, el llanto, la desesperación, la depresión, la sanación, el perdón, e incluso, casi el final de una vida. No podría haber imaginado a otro actor interpretando a este personaje.

Sub-tramas

En cuanto a las sub-tramas, nos encontramos con diferentes historias de las cuales iré haciendo mención poco a poco:

Kim Gam Ri:

Hablar de esta señora, es hablar de la vida y espíritu del drama. Creo que para nadie es un secreto que en los pueblos siempre están las queridas abuelitas que todos conocen, y si aquí no nos las hubiesen colocado, jamás sería lo mismo.

Gam Ri es la persona que se encargó de criar y cuidar a Du Sik luego de que éste quedará huérfano, y constantemente en el drama vemos el gran aprecio que él muestra por ella y viceversa. Amar a Gam Ri es amar Hometown Cha Cha Cha.

Es un personaje tan vivaz y puro, como triste. Con ella podemos ver que a pesar de que nos hagamos mayores y tengamos nuestra propia familia, el deber de los hijos es siempre, por sobre todo lo demás, seguir amando y cuidando de nuestros padres como ellos cuidaron de nosotros. Es mi personaje favorito, quizás porque en ella vi a mi propia abuela. Perder a Gam Ri me hizo llorar tanto que me era imposible dejar de hacerlo. Excelente personaje interpretado por una excelente actriz.

Hwa Jeong, Yeong Guk e I Yoon

Para muchos, y me incluyo en esa lista, estos personajes nos regalaron muchos de los momentos más tristes y emotivos. Para comenzar, el hecho de que Hwa Jeong y Yeong Guk estuvieran divorciados ya hacía que uno sintiera empatía automática hacia su hijo I Yoon.

Debo decir que durante casi todo el drama odiar a Yeong Guk por ser tan estúpido fue una de las principales cosas que hacía, porque claro, el hombre a simple vista era un idiota de cabeza a píes, parecía que se esforzaba por hacer todo lo que a Hwa Jeong le molestaba, incluso si se trataba de su hijo.

Cuando nos presentan la verdadera razón de su divorcio esos sentimientos que tenía hacia él simplemente florecieron más. No era más que un insoportable, pero tengo que darle mérito por entender lo que había hecho mal e intentar arreglar su familia.

Y una de las escenas más lindas que tenemos en todo el drama nos la regalan ellos en el episodio 15, cuando deciden volver a ser una familia y nos encontramos a un I Yoon llorando de felicidad. Con ellos entendemos que claramente el divorcio o separación de los padres, sea como sea, siempre afectará a sus hijos, y mucho más si ellos no logran entender las razones del mismo.

Nam Suk:

Nam Suk es un personaje del cual si bien no nos cuentan mucho si podemos aprender un par de cosas. Hay muchas personas que la encuentran insoportable, entre ellas la mismísima Hye Jin, y debo admitirlo, incluso a mí me sucedió al principio.

Sin embargo, y por mucho que cueste admitirlo, es uno de los personajes que más enseñanzas nos deja. Con ella vemos el amor que se tienen todos los de Gongjin, que la pérdida de un hijo no es algo que una madre deba vivir, que las pérdidas de un ser querido nunca se superan y aunque aprendas a vivir con el dolor nunca serás el mismo que antes y en particular, que la ayuda puede venir de quien menos te lo esperas. Es una mujer fuerte, al menos ante mis ojos.

Yoon Kyung, Geum Cheol y Bo Ra:

Yoon Kyung y Geum Cheol son una pareja joven que se casaron luego de enterarse del embarazo de su primera hija Bo Ra y quienes ahora esperan un bebé. Lo cierto es que lo que sucede con ellos en el drama, excluyendo a Bo Ra, es algo que para mí es verdaderamente emotivo y cierto. Son por decirlo así una pareja de dos jóvenes que se ataron a un matrimonio y la crianza de un hijo sin estar verdaderamente listos para tal responsabilidad, y que debido a eso, a pesar del esfuerzo, con el pasar del tiempo les fue cobrando factura esa decisión.

En cierto punto se me hizo muy triste lo que con ellos sucedía, pero como con los otros habitantes de Gongjin, lo que pasa con ellos nos deja una clara enseñanza: formar una familia es algo que lleva mucha responsabilidad y madurez de parte de ambos, si no se tienen ninguna de las dos, es mejor evitarse vivir una vida amarga. Y que, si como ellos tuviste que tomar una decisión de este tipo apresurada, puedas resolver las cosas con las que no te sientas agusto.

Pyo Mi Seon y Choi Eun Cheol:

Al igual que Hye Jin y Du Sik son de las parejas más tiernas que he visto, lo cual sea muy probable a que son cada uno respectivamente amigo del otro. Es tan lindo ver como una persona reservada y tímida como Eun Cheol poco a poco se va soltando hacia sus sentimientos por Mi Seon, y viceversa es muy tierna la forma en que Mi Seon fue acostumbrándose de a poco  al tiempo de Eun Cheol.

Ellos dos son la prueba de que personas con personalidades extremadamente diferentes pueden llevarse bien y ser una pareja incluso con planes de matrimonio.

Les dejo un video muy bonito de ellos dos que vi hace poco en youtube.

Oh Yoon y Oh Ju Ri:

Sobre ellos no tengo mucho que decir, Oh Yoon es un hombre al cual admiro por seguir hacia adelante y criar a su hija después de la muerte de su esposa, es un hombre que dejó los sueños de su vida por la persona que amaba y que luego decidió dedicar su vida, a lo que para él era mucho más importante que su sueño de ser cantante, su hija Ju Ri.

Aunque he de decir que sí se me hace un poco triste de su historia la forma en que dejó de ser cantante. Tristemente fue víctima de malas personas que nunca se hicieron cargo de su carrera como debió haber sido y que él en la busqueda de estas personas que le robaron todo terminó siendo olvidado por el público, lo que al final causó en él un trauma que no le dejaba olvidarse de su identidad como cantante y constantemente esperaba que alguien lo reconociera o se acordara de él.

Ju Ri ya es otra historia, es una chica adolescente que tristemente no ve todo lo que su padre hizo y hace por ella, también puede deberse a que su papá la consiente de más, pero no es algo de lo cual pueda quejarme hacia Oh Yoon. A pesar de todo, de vez en cuando actúa como una buena hija, y con la ayuda de Hye Jin fue poco a poco mejorando su actitud, lo que para mí hace que exista la posibilidad de que en el futuro sea una buena hija.

Ji Sung Hyun y su equipo: 

Ji PD o Sung Hyun sunbae, para mí: el chico secundario. No tengo palabras malas hacia él, creo que el mismo grado de admiración que tengo por Du Sik lo tengo hacia este hombre, es el mejor secundario que he presenciado en un k-drama, no solo por su forma de amar a Hye jin, también por estar dispuesto a dejarla ir no una vez, si no dos veces, por comprender que las peleas y los rencores no son necesarios, por seguir al lado de ella a pesar de todo, y por avanzar en su vida.

Como PD debo admitir que hizo su trabajo excelente, y que esta era una de las razones por la cual su equípo lo admiraba y se aguantaban todos sus berrinches. Es un amante de la comida, lo cual hizo que su amistad con Du Sik se fortaleciera, llegando hasta el punto en que Du Sik le cocinaría cada vez que él estuviera triste o enfermo.

También debo decir que su ternura llega a lugares increibles, es un hombre de treinta y tantos años que logra seguir pareciendo un niño, en especial la forma tan inocente e insegura como comenzo a expresar sus sentimietos hacia la escritora de los programas. Una cosa que me encanta es que se diera la oportunidad de avanzar con alguien que lo estuvo esperando todo el tiempo, a veces los corazones heridos se curan mutamente.

Hablando de su equipo, es muy tierna la forma en que tratan a Sung Hyun, en especial la escritora quien estaba enamorada de él. Se nota que se necesitan entre ellos para poder trabajar y para disfrutar de lo que hacen. Son un verdadero equipo que se apoya en toda ocasión y en toda circunstancia, soportando todas las ideas locas de Seung Hyun.

Al mismo tiempo Seung Hyun los trata como a su propia familia, una escena que en mi particular se me hizo muy linda, fue cuando el camarografo —el cual tenía cierto pasado unido a los traumas de Du Sik— se enfrenta a su pasado cuando se entera que el Jefe Hong es Du Sik, aunque éste explota y causa un gran alboroto frente a todos los del pueblo —desencadenando esto que nos cuenten todo lo ocurrido co Du Sik—, vemos que Seung Hyun no lo reprendió ni lo culpo por lo ocurrido, por el contrario habló con él y entendió la situación.

Para mí Seung Hyun y su equipo son personas excelentes, de esas que si fueran reales, me encantaría conocerlas y ser su amiga.

Conclusión

Para finalizar, creo que está de más decir el gran amor que tengo por este k-drama, es en definitiva uno de esos que veré cada vez que sienta que la vida se me venga encima o es demasiado complicada. Es un drama capaz de sanar el corazón, no por nada los fans comenzaron a llamar a Gongjin como “el lugar de sanación”.

El amor que le pusieron a cada uno de los detalles de cada uno de los episodios es simplemente excepcional y creo que no solo es un drama que sirve para sanar el corazón, también que es un drama capaz de hacerte mejorar como persona, siempre encontramos detalles en otros, pero Hometown Cha Cha Cha es en definitiva el tipo de historia que te enseñara a ser mejor amigo, hermano, hijo, vecino, madre, padre, conyuge, pareja y trabajador.

Si tuviera que calificarlo del 1 al 10 es seguro que sería un 10 rotundo, y me arriesgo a afirmar que todos los que hayan visto este drama lo calificaran igual.

Espero que en algún momento te des la oportunidad de ver esta historia tan hermosa de amor, superación, aceptación, traumas, duelo, y simplemente sobre la vida misma. Deseo de todo corazón que vivas la experiencia de Gongjin, y tú también puedas sanar tu corazón junto a Hye Jin, Du Sik y el resto de los habitantes.

Sin más nada que decir, te dejo una versión subtitulada de mi OST favorito titulado «Romantic Sunday».

Gracias por leerme, se despide Egli de egli escribe :D.