Sinopsis

Salvador Campodónico es un exitoso empresario español, cuya familia es dueña de la corporación hotelera más grande de toda España. Para la construcción de su primer proyecto internacional eligen a una maravilla mundial: Cusco. Allí, conoce a Ariana.

Reseña

Creo que había pasado mucho tiempo desde que vi una película latina o hispana de amor que realmente me gustara antes de ver Hasta que nos volvamos a encontrar. El amor o las películas y/o series románticas son muy ignorados en el sentido verdaderamente romántico de la palabra, siempre nos dan películas que señalan o cuenta la historia desde otro punto de vista (y sabemos que se centran más en la atracción sexual que en otras cosas), que en el verdadero sentimiento de amor que se desarrolla entre los protagonistas, y esta película rompió por completo con ese ciclo.

Nos cuenta una historia de amor tan hermosa en un sitio tan cultural y paradisiacamente hermoso como la historia, con una mezcla de distintas nacionalidades y personalidades, gustos y pensares diferentes que hace que nos enamoramos de la historia y en cada uno de los detalles que presenta.

Me parece interesante y encantadora la manera en la que Salvador se flecha por Ariana desde el primer momento, y creo que es precisamente por la diferencia tan grande y notoria que hay entre ambos. Ariana representa todo lo que Salvador no se permite ser, y todo lo que muy dentro desea: libertad, felicidad, tranquilidad, capacidad de decisión y poder propio. Salvador se enamora de Ariana por todo lo que ella es y representa, las cosas que ella le enseña, Ariana se convierte en la inspiración de Salvador causando incluso que él abandone el negocio multimillonario familiar.

Por otra parte, Ariana siente cierta atracción por Salvador, sin embargo, al comienzo es algo que no debería haber pasado más allá que el encuentro de una noche y luego debido a las circunstancias que llevan a Salvador a Perú, lo que ella podría llegar a sentir se esfuma por completo. Sin embargo, así como pasó en el caso de Salvador, creo que poco a poco Ariana también se va dando cuenta que él representa lo que ella también desea, pero tiene tanto miedo a admitirlo que prefiere escapar. Ariana representa cierto problema y reto como persona, no es el tipo de persona que encaja fácil o que aceptaría todo, tiene unos ideales muy arraigados y una emociones muy fuertes lo que causa mucha dificultad al comienzo en la relación con Salvador.

Salvador cambia sus ideales y personalidad gracias a Ariana, con ella se permite ser lo que él realmente es y Ariana aprende que no está sola en el mundo y que escapar de los problemas o del amor nunca es la solución, y eso es algo que amo de esta historia. Se supone que el amor y las relaciones te complementa, te ayudan a crecer, te enseñan, y es justo eso lo que ocurre en el caso de Salvador y Ariana, ambos aprenden del otro, después de muchos encontrones y decepciones, pero su amor los motiva a mejorar y poco a poco se convierte en una decisión.

Hasta que nos volvamos a encontrar es de esas películas que vuelves a ver todas las veces que sean necesarias, se graba en tu corazón la historia y quieres repetirla. Si eres una persona romántica o amas esa clase de historias en la pantalla, te recomiendo con los ojos cerrados esta película, no te aburrirás viéndola y mucho menos será una perdida de tiempo.

Sin más te invito a que si ya la viste me comentes que te pareció y qué fue lo favorito para ti.

Se despide Egli de Egli Escribe.