Sinopsis:

Ubicado en un futuro cercano, un edificio de apartamentos de gran altura se ha construido recientemente en la gran ciudad. El edificio de apartamentos tiene residentes de diversos orígenes, pero estalla una nueva enfermedad infecciosa. Debido al brote, el apartamento de gran altura queda aislado. Los residentes luchan por sobrevivir, mientras se sienten afectados por el miedo y la desconfianza hacia los demás.

Yoon Sae Bom es miembro de un escuadrón de policía especial. Es decidida, determinada y no se inquieta fácilmente. Está emocionada de mudarse a su nuevo apartamento, pero, tan pronto como se muda allí, se enfrenta a una crisis.

Jung Yi Hyun es un detective, inteligente y honesto. Durante mucho tiempo, ha tenido sentimientos románticos por Yoon Sae Bom. Se graduaron de la misma escuela secundaria. Jung Yi Hyun lucha por proteger a Yoon Sae Bom y a otras personas.

Han Tae Seok es teniente coronel y pertenece al comando del servicio de salud. Tiene una clave sobre el brote de enfermedades infecciosas.

Advertencia:

Esta reseña contiene spoilers sobre la historia, los personajes, y el final del k-drama. Leerla bajo tu propia responsabilidad.

Reseña:

Happiness comenzó siendo totalmente interesante, estaba en la mira de todos. Un drama que desde el principio está lleno de suspenso, intriga y acción, con actores increíbles y con una trama que daba para mucho y que es demás de excelente, pero que al final nos dejó a todos esperando por lo que prometía que sería.

Tristemente, mientras pasaba cada semana y salían los nuevos episodios era como si disminuyeran todas las emociones y sensaciones que al principio hacía sentir. Como si cada uno de esos detalles fueran desapareciendo de a poco y solo seguías viendo para ver qué sucedía al final.

Siento que es un drama que pudo ser catalogado como uno de los mejores del 2021 en suspenso, pero que no supieron cómo lograrlo, y que en el proceso lo abarrotaron de clichés que solamente fueron quitándole méritos e interés a la historia.

Si bien pudo ser muchísimo mejor de lo que fue al menos nos dejó algunas cosas interesantes en las que debemos pensar como humanidad. Por ejemplo: que los humanos somos nuestro peor y más grande mal, y si alguna vez se ve tentada nuestra existencia probablemente desaparezcamos por nuestra propia culpa.

Enseñanza

Es natural que en historias de mundos apocalípticos los protagonistas se encuentren rodeados de personas que demuestran la verdadera naturaleza malvada, egoísta y desinterezada del ser humano y todo el daño que alguien puede hacer a otros con tal de salvarse. Sin embargo, la forma en que Happiness muestra estas actitudes en cada uno de los personajes de manera tan sátira y descarada se me hace muy bien hecho. Cuando dejé de verlo como un drama de suspenso pude comprender mucho mejor la naturaleza del mensaje que quizás querían transmitir.

Hacia el punto climax de la historia, en donde todos los habitantes del edificio ya no pueden más con el encierro, con la ansiedad que provoca no saber si estás cerca de un infectado, y sobre todo con la mentalidad capitalista por todos lados, es increible la manera en que todos van empeorando y se van convirtiendo en más monstruos que los verdaderos infectados.

Los distintos habitantes del edificio están diseñados para reflejar las actitudes que reprimimos y que intentamos mantener a raya, pero que en ese tipo de situaciones de presión y supervivencia extrema es muy difícil que no salgan a la luz.

Tenemos un doctor sin licencia que asesinó a su esposa y que no le importa infectarlos a todos con tal de seguir libre, un abogado machista descarado que engaña a su esposa en pleno encierro, una mujer enloquecida con el capitalismo que solo piensa en ser la jefa de la residencia y en cuidar los precios de los apartamentos antes que en la seguridad, un hijo desagradecido, una pareja interesada en el dinero, un asesino serial, una serie de personas infectadas que no quieren revelar que lo están por bien propio y un político infectado sumamente descarado.

Cada uno de los personajes es, desde mi punto de vista, una crítica directa a la sociedad en la que vivimos y lo que el estado de encierro debido a la cuarentena durante estos dos años ha causado en las personas, o lo que realmente podría causar. Incluso del daño que como humanos podemos causar en las vidas de otras personas sin contar con un estado mental alterado por el encierro, y aquí es donde creo que entran los infectados en la historia.

Las portadores de «la rabia loca» se me hacen interesante, porque no son típicos zombies ni vampiros, pero sí una mezcla de ambos. Tenemos a personas que comienzan a tener una sed extrema y ansiedad al encierro, las cuales terminan por calmar su sed con sangre humana, y que una vez saciada su necesidad, vuelven a ser humanos con todos los recuerdos de las cosas que hicieron, incluio el arrepentimiento y miedo de no entender qué sucedió.

Para mí, ellos también muestran una parte horrible de los humanos. Desde mi punto de vista, se nota como muchas veces nos valemos de otros pisoteándolos o hasta destruyéndolos, sin importarnos mucho las consecuencias de esto. Las cuales pueden ser: infectarlos y que comiencen a infectar (pisotear) a otros; o la muerte, que queden tan destruidos que se les haga imposible recuperarse.

Conclusión

Ver Happiness como una crítica a la sociedad te ayuda a comprender muchas cosas de la historia, sin embargo, ten presente que si decides verla vas a encontrar muchos huecos argumentales y quizás de pronto no quieras seguir viéndola, pero te aseguro que vale la pena una vez te detienes a analizar lo que sucede.

Los protagonistas tienen un química increible y una historia de amor bonita desarrollada durante muchos años de amistad. Así como hay personas malas, también hay unos con muy buen corazón, entre esos tenemos al Teniente Coronel Han Tae Sook quien hizo todo lo posible por erradicar el virus con tal de salvar a su familia.

Sin más, si decides verla puedes dejar tu opinión en los comentarios, y si ya la viste igualmente me gustaría saber cómo interpretaste lo ocurrido o qué te pareció.

Se despide, Egli de Egli Escribe :D.